No he perdido la fe...

Enviado por el 11/08/2011

No he perdido la fe...

...desde 1999 en el mundo del software libre ni en GNU/Linux. Ni siquiera en 2008 cuando compré un Apple Macbook.*1

Conocí la obra de Neal Stephenson, si no recuerdo mal, en 2005. Había leído fragmentos de Criptonomicón e incluso, con un buen amigo, charlado largo y tendido sobre cómo había cambiado su concepción de la vida después de leer Snow Crash.

Este verano en la mochila, a parte de unos cuantos gadgets, guardo también "En el principio... fue la línea de comandos.". Ayer, a punto de terminar una estupenda jornada playera, finalicé por no sé qué veces este ensayo. Desconozco la razón, pero tenías más ganas que nunca de llegar a mi casa, arrancar "mi" Debian GNU/Linux y pulsar la tecla "Vivir".

Vamos a dejar los desvaríos y a centrarnos en el verdadero motivo de este post. "En el principio...fue la línea de comandos" es una obra maestra, una verdadera apología de la libertad y de la capacidad innata para decidir libremente tu futuro, tus pensamientos...tu vida.

Si bien es cierto que Stephenson en la actualidad afirma que si reescribiese el libro no escribiría ni la mitad de las afirmaciones libertarias(en términos de software claro.Se confiesa, ahora, fiel usuario de MacOSX) que escribió en 1999, a mi este particular me trae sin cuidado.

Os recomiendo encarecidamente la lectura de este ensayo. En el que podréis deleitaros con párrafos tan maravillosos como estos:

"Todo esto es perfectamente congruente con la pertenencia a la burguesía, que es un estado tanto mental como material. Y explica por qué Microsoft se ve constantemente atacado en la Red desde ambos lados. Los que se siente pobres y oprimidos interpretan todo lo que hace Microsoft como parte de algún siniestro complot orwelliano. A los que les gusta considerarse usuarios inteligentes e informados, les desquicia lo chapucero que es Windows."

"Pero el precio que tuvimos que pagar los dueños de un Mac por una estética y un diseño superiores no fue meramente financiero. Había un precio cultural también, debido al hecho de que no podíamos abrir el ordenador y enredar con él. Doug Barnes tenía razón. Apple, pese a su reputación de ser la opción de los hackers creativos y contestatarios, había creado de hecho una máquina que desalentaba el hackeo, mientras que Microsoft, considerada una perezosa tecnológica y una plagiaria, había creado un vasto bazar de componentes sin orden ni concierto: una sopa primordial que había acabado autoorganizándose en Linux."

"Unix es difícil de aprender.El proceso de aprenderlo tiene múltiples pequeñas epifanías. Lo típico es estar a punto de inventar una herramienta o utilidad necesaria cuando te das cuenta de que alguien ya la inventó, y la incorporó, y eso explica algún extraño archivo o directorio que viste pero que nunca comprendiste realmente antes. "

Y el que da sentido a este blog y a gran parte de mi "vida y demás historias":

"¿Qué diría el ingeniero, una vez hubieras explicado tu problema y enumerado todas las insatisfacciones de tu vida? Probablemente te diría que la vida es una cosa muy difícil y complicada; que ninguna interfaz puede cambiar eso; que cualquiera que crea lo contrario es un imbécil; y que si no te gusta que escojan por ti, deberías empezar a elegir por ti mismo."

*1: Esto es otro debate. Considero que para poder hablar de un tema, cualquiera en general, y Apple en este particular, es necesario conocer, saber e informarse, antes de emitir un juicio de valor. Muchos de vosotros lo hacéis sin tener ni la más remota idea de lo que estáis diciendo. A menudo, yo también cometo este error, pero día a día intento no caer en el pozo de la ignorancia.